Seleccionar página

A pesar de no ser una enfermedad, la dismenorrea puede afectar a la vida cotidiana de las mujeres que la padecen como si lo fuera. Esto es debido a que, dolor aparte, puede asociarse a otros síntomas como vómitos, náuseas, diarrea, dolor de cabeza, irritabilidad o incluso depresión.

Se trata de un proceso fisiológico normal y por lo tanto no debería ser doloroso. Dado que afecta a un numero elevado de mujeres se ha acabado aceptando que es en cierto modo “normal”, pero en realidad, como digo, no lo es.

Puede ser síntoma de una enfermedad como la endometriosis. Por lo tanto, si el dolor es muy acusado, habría que descartar dicha posibilidad. En este caso hablaríamos de dismenorrea secundaria ya que depende de una causa distinta a la propia menstruación. Podría deberse también a miomas, embarazo ectópico, enfermedad inflamatoria intestinal…

Estructura prostaglndina E2

A pesar de no conocerse completamente sus causas, se ha visto la implicación de unas prostaglandinas (molécula derivada de ácidos grasos que sirve como mensajero celular) llamadas PGF2alfa y PGE2 cuya función es producir contracciones del útero. En las mujeres con dismenorrea estas prostaglandinas estarían con niveles aumentados, lo que causaría contracciones más intensas (de ahí que el dolor es tipo cólico), y disminución el flujo sanguíneo que aumentaría el dolor (detalle).

Por eso el tratamiento convencional pasa por la toma de antiinflamatorios, ya que reducen la síntesis de prostaglandinas. El problema es que dificultan la resolución correcta del proceso inflamatorio asociado. Es decir, durante el sangrado se produce una lesión en el endometrio que hay que cicatrizar. Para ello se necesitan los llamados Mediadores Especializados Pro-resolución. La resolución de cualquier proceso inflamatorio es un acto guiado por estos mediadores. Sin su intervención, el proceso se mantiene crónico. Se encargan de regular el sistema inmunitario estimulando neutrófilos y macrófagos para frenar el proceso inflamatorio y favorecer la cicatrización.

Son justamente las prostaglandinas, las que inducirán la síntesis de estas sustancias pro-resolución. Con una baja concentración de ellas, la resolución del proceso inflamatorio asociado a la menstruación tendrá lugar de forma parcial, propiciando un nuevo ciclo con dolor.

El uso continuado de antiinflamatorios para reducir el dolor dejará tejido fibrótico en la herida, que por sí mismo ya es capaz de provocar dolor. Evitar tomarlos ayudará a ir regenerando dicho tejido y a que la menstruación sea cada vez menos dolorosa.

La importancia de una dieta rica en ácidos grasos omega 3 (o la toma de suplementos con ellos), se debe a que son precursores para la síntesis de estos mediadores pro-resolución. Incorporar pescado azul y huevos ecológicos ayudará a aumentar la ingesta de Omega-3, ya que son ricos en ellos. La carne de pasto, además, es rica en ácido araquidónico, precursor de la síntesis de lipoxinas, mediadoras de resolución. Los ácidos omega-3 son precursores de PGE3 con carácter antiespasmódico.

Otra causa de dismenorrea seria un desequilibrio en los estrógenos de forma que un exceso de estos provocaría un crecimiento en demasía del endometrio, que al descamar dejaría una herida demasiado grande, dificultandose su cicatriación y favoreciendo así un ciclo de dolor. Además, los niveles altos de estrógenos condicionan mayores niveles de PGE2, de la que hemos hablado anteriormente. Este exceso de estrógenos puede ser relativo por unos niveles bajos de progesterona en la segunda mitad del ciclo.

Resultat d'imatges de ciclo menstrual

Niveles hormonales durante el ciclo menstrual.

La enzima aromatasa sintetiza estrógenos a partir de la testosterona, la androsterona, y la progesterona. Esta enzima se sobre estimula por la insulina, de modo que su elevación constante, tenderá a aumentar los niveles de estrógenos y a empeorar la dismenorrea.

Para reducir la acción de la aromatasa debemos primero mantener unos niveles normales de insulina con la realización de ejercicio físico y eliminación de la ingesta de alimentos ricos en azúcar (dulces, bollería, cereales…). Para frenar la actividad de la aromatasa podemos incorporar en la dieta: té verde, uva, bróquil, champiñones, ajo, cebolla, chocolate >80%, sésamo, coles…Reducir alcohol, soja y derivados, y lácticos.

La pasiflora contiene un flavonoide llamado crisina que es un potente inhibidor de la aromatasa.

Un nivel elevado de estrógenos puede deberse también a una falta en su eliminación.  La metabolización transforma los estrógenos en dos grupos: 2-hidroxiderivados y 16-hidroxiderivados. Interesa un mayor nivel de los primeros ya que los segundos siguen teniendo efecto estrogénico y proliferativo. El tipo de dieta determinará en gran medida hacia que lado se balancea el metabolismo. Así, por ejemplo, el bróquil contiene Indol-3-carbinol que favorece la formación de 2-hidroxiderivados. O las semillas de lino, que inhiben la aromatasa y reducen la circulación entero-hepática evitando la reabsorción de estrógenos a través del intestino. Así pues, lo de siempre, seguir una dieta con comida real donde los vegetales sean variados y en abundancia.

A nivel hepático se produce glucoronización de los estrógenos para eliminarlos vía entero-hepática. La unión al ácido glucorónico, que debe transportarlo vía intestino hasta el exterior por las heces, puede ser eliminada por la acción de una enzima sintetizada por la microbiota. Esta enzima, llamada betaglucoridasa, rompe dicho enlace y el estrógeno podrá ser reabsorbido a nivel intestinal.

El Calcio-D-Glucorato es una sustancia presente en algunas frutas y verduras como manzanas o brócoli, que tiene la capacidad de inhibir esta enzima bacteriana, evitando que se libere el estrógeno. Puede tomarse en forma de suplemento ayudando a eliminar sustancias como metales pesados, nicotina, paracetamol o AINEs entre otros. ¡¡Tenemos de nuevo intervención de la dieta en el mantenimiento de la salud!!

Supongo que después de todo este rollo te preguntarás que se puede tomar para evitar los antiinflamatorios. En primer lugar, seguir una dieta correcta que mantenga unos niveles adecuados de insulina, que afecte positivamente a los niveles hormonales, y favorezca una microbiota adecuada. Esto último se consigue con una dieta rica en vegetales y productos fermentados como el kéfir. En este post vimos como mantener una microbiota sana.

También es recomendable la realización de ejercicio físico. Finalmente, veamos alguna planta i/o suplemento útil para la dismenorrea:

Cimifuga racemosa:

A parte de una función reguladora de la menstruación por su efecto sobre el eje hipófisis-hipotálamo-ovarios, reduce el dolor menstrual i los calambres uterinos asociados, así como la lumbalgia que puede darse en algunas mujeres.

Resultat d'imatges de vitex agnus

Vitex agnus-castus

Vitex Agnus castus:

Aumenta la cantidad de progesterona segregada durante la fase lútea del ciclo al aumentar los niveles de hormona luteinizante (LH). Esto alivia los síntomas asociados al síndrome premenstrual, y las dismenorreas debidas a exceso de estrógenos relativo (cuando hay poca progesterona). Útil también en amenorrea (ausencia de regla, o reglas irregulares).

Endopleura uchi  (Uxi amarelo):

Se trata de un árbol del Amazonas que tiene propiedades antiinflamatorias del sistema reproductor femenino. Así, reduce los cólicos uterinos, controla el flujo de sangre y ejerce efecto antiinflamatorio. Presenta además efecto antiedematoso.

Oligoterapia:

El fósforo reduce las contracciones espasmódicas. Asociado a Mn si las reglas son abundantes o a Mn-Cu si son espaciadas y poco abundantes. Si existen trastornos comportamentales asociados usaremos el Litio (en oligoterapia).

Vitamina B1:

El uso de vitamina B1 es útil para controlar el dolor de la dismenorrea (estudio) .

Vitamina E:

Promueve la vasodilatación y relajación muscular. Dos estudios sobre su efecto estudio , estudio.

A pesar de esto, un metaanálisis de la Cochrane no encuentra evidencias para el uso de suplementos alimentarios en el tratamiento de la dismenorrea (detalle). Pero aquí entramos en la discusión de siempre: a saber, que dicen que el efecto placebo solo sirve para gastar el dinero. Y creo que la cuestión sería más bien otra :¿Te quita el dolor de regla?. De ser así, y de no presentar efectos secundarios, sigue tomando lo que te ha hecho mejorar. Es mi opinión.

El contenido del blog es a título informativo.

En caso de necesidad consultar con un profesional de la salud.

Otros post similares…

Recibe mis artículos en tu email!!!
Libre de spam.

¿Quieres saber cómo mejorar tu salud?

Suscríbete y recibe mis

post en tu email !!

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

Podrás darte de baja cuando lo desees.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This